Los aislamientos e insonorizaciones son tecnologías indispensables para casi cualquier negocio, si no recomendables para cualquier tipo de espacio. ¿Y en los espacios públicos,, como centros comerciales, intercambiadores, parkings y supermercados? Aún más, debido a la afluencia de gente que podría verse perjudicada por una mala acústica, según datos de nuestra consultoría acústica para espacios públicos.

Las consultorías para espacios públicos diseñamos y llevamos a cabo todo tipo de proyectos de acondicionamiento e insonorización acústica para este tipo de dotaciones públicas. Nótese que nos referimos a los espacios públicos fijos, sin considerar a los móviles como cabezas tractoras de trenes de alta velocidad o metropolitanos, que trataremos en otro artículo. Expuesta la cuestión principal, veremos a continuación la forma en que se desarrolla un proyecto de este tipo.

Cómo acondicionar e insonorizar dotaciones públicas

Los espacios públicos que requieren de esta tecnología suelen tratarse de instalaciones ubicadas en el casco urbano, generalmente colindantes a otras instalaciones o viviendas construidas. Se les llama públicos por su objeto de ser destinados a grandes números de personas, por lo que los estudios acústicos profesionales son el primer paso a tener en cuenta.

En base a los datos obtenidos, se podrá proceder a la preparación e instalación de los elementos necesarios para cumplimentar las normativas de ruido actuales. No solo esto sino que se tendrá en gran consideración, además de adjuntar la legalidad, disponer de unas condiciones sonoras que participen en el bienestar acústico de los usuarios de los susodichos espacios públicos.

Por la amplitud y complejidad de este tipo de casos, lo más recomendable es contar con los servicios de una consultoría acústica con gran experiencia. Se trata de espacios donde se cuenta con todo tipo de equipos e instalaciones que provocan ruido y vibraciones, por la abundancia de locales ciegos y zonas subterráneas.

Las complicaciones acústicas en espacios públicos y cómo resolverlas

La mayor parte de la problemática acústica en los espacios multitudinarios suele ser la presencia de equipos como climatizadores, extractores y unidades de tratamiento de aire. Sin embargo, también existen otros tipos de focos de ruido que pueden darse como las bombas de calor, las cámaras de refrigeración o los congeladores industriales, especialmente en lugares como hipermercados.

No se descuidaran en ninguno de los casos los ascensores y montacargas, unos equipos responsables de gran parte de los problemas de ruido en espacios públicos por su ruido y vibraciones. En los estudios acústicos, se tendrán todos estos factores en cuenta, para considerarlos de cara al acondicionamiento y control del ruido. Algunos de los tratamientos más utilizados son:

  • Cerramientos y pantallas insonorizantes que bloquean el ruido de la maquinaria de cubierta.
  • Paramentos – techos, tabiques, trasdosados… – que ayudan contra los ruidos aéreos y de impacto.
  • Puertas de acceso insonorizadas para zonas de alta emisión de ruidos.
  • Silenciadores circulares y rectangulares para control de gases y equipos de ventilación.
  • Sistemas antivibratorios y tratamientos absorbentes que amortiguan el ruido que realizan algunas maquinarias.

Todas estas tecnologías acústicas están destinadas al aislamiento y control de ruidos aéreos, de impacto y por vibraciones, según se especifica en las normativas europeas al respecto. De esta manera, se cubren todas las necesidades que puedan surgir al respecto.

En nuestra consultoría acústica para espacios públicos Acusttel estamos altamente especializados en el sector acústico y contamos con una amplia experiencia en el desarrollo y realización de proyectos de acústica en zonas públicas, así como en todo tipo de grandes zonas como carreteras o plantas industriales. Pero eso es tema para otra entrada…